Campamentos Solidarios y Prosalus…»yo siempre contesto que el ayudado he sido yo»

SENEGAL 2016 reflexiones foto

VIAJE A SENEGAL

El viaje forma parte del aprendizaje de cualquier individuo. Conocer otras culturas, otros mundos, distintos entornos naturales, y, sobre todo, a personas diferentes, es imprescindible para nuestra formación como seres humanos. Pero, hay viajes y viajes. Siempre interesantes, pero en alguna ocasión, apasionantes. Este es el caso de mi aventura de la semana pasada en Senegal.

He pasado allí unos días, tan intensos que han parecido semanas, en compañía de Alvaro Planchuelo, presidente de Campamentos Solidarios (www.campamentos-solidarios.org), y de Jose Maria Medina, director de Prosalus (www.prosalus.es).

Seguir leyendo:

Prosalus y Campamentos Solidarios, proyecto Senegal

Prosalus MARZO 2016

DISFRUTANDO DE LA «TERANGA» DE CAMPAMENTOS SOLIDARIOS

Por José María Medina, director de Prosalus.

Prosalus MARZO 2016 foto

Durante cuatro días he participado en un viaje relámpago, denso, intenso y disfrutadísimo a Senegal, con el presidente de la ONG Campamentos Solidarios –Alvaro Planchuelo- y el presidente de AUREN –Mario Alonso,comprometido desde hace años con las dos organizaciones.

Seguir leyendo:

No es RSE…

logo-revista-compromiso-rse

 «En ocasiones, definir un concepto resulta algo complejo, bien por el alcance de su significado, por sus posibles interpretaciones, por un uso indebido… Algo así ocurre con la Responsabilidad Social aplicada a la empresa. Precisamente por este motivo, puede ser ilustrativo describir la RSE desde una perspectiva contraria, es decir, dejando claro lo que no es o no debe ser.

La RSE no es una moda pasajera. A estas alturas ha quedado demostrado. Es una nueva forma de entender y de gestionar la empresa, basada en la integridad, la transparencia, la legitimidad social y en la sostenibilidad de los negocios.

La RSE no es un gasto, sino que, por el contrario, contribuye al impulso de la excelencia en la competitividad. En este sentido, y debido a que está orientada a incidir de forma positiva en los resultados, busca nuevas formas de ingresos. Un punto que está ligado con la adopción de nuevos enfoques de negocio, como pueden ser las energías renovables, la eficiencia energética, el turismo sostenible o los servicios a la tercera edad.

La RSE no supone un riesgo económico para la empresa. El buen gobierno y la reducción de costes son otros de los objetivos que debe incluir toda política responsable: mejora de la gestión y los procesos, ahorro de energía, actualización de los equipos y sistemas, etc…

La RSE no es un factor ajeno o complementario a la estrategia general de la empresa o a su modelo de negocio. La aplicación de códigos de buen gobierno, el desarrollo de los controles internos, el incremento de la transparencia y la consideración de la ética como un principio indiscutible en toda relación económica son algunos de los elementos que deben defenderse desde las empresas responsables.

La RSE no es política de cara a la galería, trabaja con el fin de buscar la satisfacción del cliente, refuerza su fidelidad y la conexión emocional de éste con la marca, siempre mirando el largo plazo, y no sólo los resultados inmediatos.

La RSE no es un activo que pueda quedar fuera de la información a proporcionar a los grupos de interés. Debido a su incidencia en los beneficios tangibles de las organizaciones, es condición indispensable que se reporte de todas y cada una de las prácticas que se desarrollen bajo esta premisa en memorias de RSE. Y, para que estas gocen de la credibilidad necesaria, resulta imprescindible que la información contenida sea verificada por auditores independientes y especializados en la materia.

En definitiva, en medio de la actual coyuntura económica, lejos de convertirse en una inversión prescindible, reducible o secundaria, la RSE se revela como un área esencial. Hoy, más que nunca, el impulso de las prácticas de responsabilidad corporativa garantiza el cambio en las estrategias empresariales y contribuye a la tan necesaria construcción de un nuevo orden económico mundial».

Mario Alonso Ayala, presidente de Auren

H-Optimismo

solodadridad-3

 “Los directivos que pasan algunos meses en países en vías de desarrollo trabajando en proyectos humanitarios se vuelven lideres más responsables.”

Esta es la principal conclusión del trabajo publicado por el Journal Academy of Management Learning and Education, de los profesores Pless y Maak, y que ha recogido APD en sus boletines digitales.

En esta investigación, 70 directivos realizaron estancias en varios países de África en varios proyectos solidarios.

Tras una serie de entrevistas cuantitativas y cualitativas, antes y después de cada viaje, se pudo concluir que en aquellos aspectos identificados como claves para un liderazgo responsable, se percibió un incremento de conocimientos y profundos cambios de actitud, adquiriendo conciencia de la gran responsabilidad de los directivos en el mundo, reforzando sus valores y generando una mentalidad global. Además, concluye el estudio, los líderes ganan mayor conciencia de sus limitaciones personales, aprenden humildad, encuentran un propósito en la vida más profundo, se vuelven más conscientes de la importancia de las relaciones personales y sienten mayor necesidad de equilibrar el trabajo con su vida personal.

Muchos me habéis oído en mis conferencias que para cambiar el mundo, hay que contar con las empresas que, nos guste o no, son las que lo dirigen. Y estas, a su vez, son pilotadas por sus líderes. Por tanto, los cambios en el liderazgo empresarial son la palanca fundamental para construir un nuevo modelo de sociedad.

Suelo hablar de las 4H necesarias en cualquier líder: Humanidad, sentido del Humor, Humildad y Honestidad. A estas, en la coyuntura actual, le añadiría, forzando la gramática,  Hoptimismo.

En mi opinión, y debido a mi propia experiencia personal, estoy convencido, como los autores de la investigación, que sería imprescindible que cualquier persona que pretenda dirigir una organización asista a un proyecto humanitario en un país en vías de desarrollo, en el que, sin ninguna duda, reforzará sus cuatro H, y seguro que vendrá con grandes dosis de la “quinta”.

Comunicación de la Comisión Europea sobre RSE

logo-union-europea

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA SOBRE RSE

El 25 de octubre, la COMISIÓN EUROPEA ha aprobado una comunicación (COM (2011) 681 final), al Parlamento europeo, al Consejo, al Comité económico y social europeo y al Comité de las regiones son el título: “ESTRATEGIA RENOVADA DE LA UE PARA 2011 – 2014 SOBRE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS EMPRESAS”

Tanto el Consejo como el Parlamento Europeo han pedido a la Comisión que desarrolle aún más su política en materia deRSE. En la Estrategia Europa 2020, la Comisión se comprometió a renovar la estrategia de la UE para promover la RSE. Asimismo, en su Comunicación de 2010 sobre una política industrial, afirmó que presentaría una nueva iniciativa sobre la RSE. Por último, en el Acta del Mercado Único anunció que adoptaría una nueva comunicación sobre RSE antes de finales de 2011.

La crisis económica y sus consecuencias sociales han dañado en cierta medida la confianza de los consumidores en las empresas. En efecto, han focalizado la opinión pública en el comportamiento social y ético de estas últimas. Al renovar ahora el esfuerzo por promover la RSE, la Comisión desea crear condiciones favorables para un crecimiento sostenible, un comportamiento responsable de las empresas y la creación de empleo duradero a medio y largo plazo. Seguir leyendo

Primera guía práctica de lucha contra la corrupción.

logo-red-pacto-mundial-de-espana

La Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas acaba de publicar la Guía Práctica para la gestión de riesgos y herramientas de implantación relativa al Principio 10 sobre Lucha contra la corrupción y promoción de la transparencia.

Aunque moralmente la corrupción es una práctica generalmente reprobada, aún muchos empresarios y ciudadanos creen que las prácticas corruptas, o bien son condición necesaria para realizar determinados negocios en algunos territorios, o bien incrementan los beneficios empresariales.
Sin embargo, la Guía trata de demostrar que este tipo de actuaciones generan enormes riesgos a las compañías y, por el contrario, mediante estrategias anticorrupción se generan oportunidades económicas, legales y competitivas que aseguran la sostenibilidad a largo plazo.

La corrupción, entendida por Naciones Unidas como “abuso de poder para obtener ganancias privadas”, esta relacionada con prácticas como Soborno, Extorsión, Pagos de facilitación, Nepotismo, Clientelismo, Fraude, Blanqueo de capitales, etc. Seguir leyendo

La corrupción: un lastre para el desarrollo

El magnífico último informe de Transparency International ( “Informe global de la corrupción” www.transparencia.org.es) respecto a 2009 , pone de manifiesto el escaso avance en la reducción de la corrupción empresarial en la inmensa mayoría de los países del mundo.

Un grupo de más de 75 expertos de todos los continentes examinan la escala y las terribles consecuencias de los sobornos , el fraude corporativo , los carteles, la gestión interesada de los conflictos de intereses, el uso de relaciones personales o familiares para obtener contratos públicos ,y tantas otras prácticas inmorales.

 El nivel de corrupción en el sector privado continúa siendo alarmante , y en muchos casos también afecta al sector público , ya que son funcionarios o lideres políticos los que se prestan a participar en este tipo de operaciones. Creo que hay que dejar claro que tan culpable es el que paga, como el que recibe.

 La corrupción lastra el crecimiento de las empresas y de los Estados, ya que elude la lícita competencia, desmotiva a emprendedores, aumenta artificialmente los costes, favorece la economía cortoplacista  y no sostenible, poniendo en riesgo la integridad corporativa e individual.

 Lamentablemente , España ha caído hasta el puesto 28 en el Índice de Percepción de la Corrupción , estando a la cola de los países europeos , y sólo superados por Italia , Portugal , Grecia y los países del Este.

 Las empresas pueden y deben enfrentarse a esta terrible cuestión y todos los esfuerzos que se hagan desde los poderes públicos , las asociaciones empresariales , las universidades y escuelas de negocios , etc. serán pocos para luchar contra un problema       de proporciones gigantescas.

 Sin duda que el gran desarrollo que esta experimentando la responsabilidad social corporativa en los últimos años debe jugar un papel esencial en este envite.