En un mercado global, complejo y competitivo, como es el de los servicios profesionales, está fuera de discusión si las firmas deben o no crecer. El crecimiento debe formar parte de la estrategia de todo despacho, porque el que no crezca, decrecerá. Superada esta cuestión, merece la pena detenerse en algunas reflexiones respecto al análisis de las ventajas que reporta el crecimiento, los factores que lo impiden, y las formas de llevarlo a cabo.

Seguir leyendo:

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.