imagen-lupa

EL LIBRO VERDE ESTA MUY VERDE

 

El pasado 13 de octubre la Comisión Europea ha publicado un documento (Green Paper) , con el título :“ Política de auditoría: lecciones de la crisis”.

De su análisis rápidamente se obtiene la conclusión de que se trata de un texto poco reflexionado , precipitado , en el que se recogen viejas propuestas , la mayoría desechadas cuando en su día fueron consideradas , que pretende atribuir a los auditores una cuota de culpabilidad en el origen y desarrollo de la crisis financiera mundial.

El informe comienza con una consideración con la que no podemos estar más de acuerdo: “Si bien el papel de los bancos, los fondos de inversión libre, las agencias de calificación, los supervisores o los bancos centrales se ha cuestionado y se ha analizado en profundidad en diversas ocasiones, hasta ahora no se ha prestado tanta atención a las posibilidades de mejora de la función de la auditoría  con vistas a contribuir a una mayor estabilidad financiera”. Por supuesto que, tras una crisis tan dura y excepcional como la que atravesamos, todos debemos reflexionar sobre cual esta siendo nuestro rol y en que podemos mejorar , pero lo primero que debemos decir alto y claro es que los auditores no somos parte del problema , sino de la solución.

Sin embargo, el documento continúa diciendo: “El hecho de que numerosos bancos registrasen pérdidas astronómicas entre 2007 y 2009 en sus posiciones tanto en el balance como fuera del balance no sólo plantea la cuestión de cómo los auditores pudieron redactar para sus clientes informes de auditoría sin expresar reservas con respecto a dichos períodos, sino también la adecuación y la suficiencia del marco legislativo actual.” Cuando hace apenas sólo cuatro años que se publicó la reforma de la Octava Directiva, volvemos a oír tambores de guerra contra los auditores, que siempre somos uno de los blancos preferidos sobre los que disparar.

Salvo excepciones puntuales, los auditores durante esta crisis estamos aportando nuestro esfuerzo para el reestablecimiento de la confianza y para la mejora de la normativa contable y financiera , apoyando en muchos casos a gobiernos e instituciones nacionales e internacionales. Hasta la fecha, nadie a cuestionado nuestro papel , más bien al contrario, muchas han sido las voces que han manifestado que el auditor había sido clave revelando posibles riesgos en la viabilidad de compañías, indicando irregularidades contables,  poniendo de manifiesto fraudes y malas prácticas de determinados gestores, lo que , sin duda , gracias a nuestro informe, han conseguido evitar males mayores.

6 comentarios
  1. Mario
    Lo escrito está estuprndo, si bien me hubiera gustado algo mas extenso y con mas comentarios, incluyendo alguna nota sobre el informe de la FEE.
    Por cierto, en el último parrafo, al copiador se le ha escapado poner la «a» con h al decir «nadie ha cuestionado «,
    Espero pasaste un buen dia en Zaragoza y nuestro agradecimiento por tu magnifica colaboración al IX dia del auditor en Aragón.
    Un saludo de Adolfo

  2. Pues sí, los auditores somos parte del problema, porque la auditoría es parte del problema. Léase en forma más extensa mi artículo: ¿Fiscalización fallida? Pero en tanto no se asuma la crítica y reflexión, se seguirá creyendo que «la auditoría ha evitado males mayores».

  3. Buenos dias Mario he visitado Blog y me parece muy interesante, sin embargo te hago la siguiente consulta: Estoy en el proceso de cierre de una auditoria y escribo el borrador de informe y me encuentro que para el año 2010 la opinion fue calificada por que existio una limitacion por no haber observado los inventarios, pero para el ejercicio 2011,los inventarios se verificaron y es un cliente recurrente, entonces mi duda es el parrafo de calificacion se modifica o se deja igual,

    Gracias por tu ayuda Mario.

    • Miguel, en el ejercicio 2011 te encuentras con un problema de evidencia en las existencias iniciales, ya que el inventario fisico al cierre parece que se ha presenciado y se han hecho las pruebas de auditoría correspondientes para considerar conformes las unidades , la valoración y el corte de operaciones.
      Dependiendo del caso , habría de mantenerse una limitación al alcance sobre la variación de existencias.
      saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.